La piscicultura en República Dominicana despierta con la ayuda de Taiwán

República Dominicana produce alrededor de 14 mil toneladas, tanto de pesca de captura como de acuicultura, que es aquella que se produce en estanques y jaulas.

República Dominicana: En República Dominicana se habla mucho del potencial acuícola. Los pocos productores que quedan activos han permanecido en este subsector sobre la base de sus esfuerzos económicos. La falta de financiamiento, una variable común en las actividades que aún no representan grandes proyectos de producción, es casi nula.

El Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF) ha estado al frente de importantes iniciativas para mejorar la producción de mariscos y peces, especialmente hacia el sector turístico, que recibe anualmente cerca de cuatro millones de visitantes.

Las estimaciones establecen que República Dominicana importa entre 30 y 35 mil toneladas de pescados y mariscos, lo que representa cerca de US$80 millones.

Localmente se producen alrededor de 14 mil toneladas, tanto de pesca de captura como de acuicultura, que es aquella que se produce en estanques y jaulas.

Entre las limitantes del desarrollo acuícola, citan fuentes oficiales, están las dificultades para conseguir financiamiento, los altos precios y la baja calidad de los alimentos, manejo deficiente de las explotaciones a nivel técnico y administrativo, desinformación general entre los productores, falta de capacitación y asistencia técnica y administrativa, así como la degeneración genética de las especies en cultivo.

Taiwán ha sido el país que más ha aportado al desarrollo de la acuicultura en República Dominicana. Sus aportes están por doquier.

El más reciente aporte tiene presencia en la comunidad de Sabana Larga, Elías Piña, donde los gobiernos dominicano y taiwanés inauguraron la primera etapa de un proyecto piscícola que a su término costará RD$10 millones y dispondrá de 15 estanques que albergarán 82 mil alevines para producir sobre 40 mil libras de pescado al año.

La responsabilidad directa está bajo la Dirección General de Desarrollo Fronterizo (DGDF). Su titular, Manuel de Jesús Florentino y Florentino, y el embajador de Taiwán, Isaac Tsai, así como el jefe de la Misión Técnica de esa legación, Felipe Kung, encabezaron la inauguración junto al director de Promoción de las Comunidades Fronterizas, Rafael Luna Pichirilo y otras autoridades de esas entidades y de la región.

La primera etapa comprende tres estanques rectangulares de tierra con un promedio de 1,200 metros de diámetro y profundidad de 1.5 metros; dos estanques circulares de cemento de 10 metros de diámetro, donde fueron liberados miles de alevines que en 120 días producirán más de 15 mil libras de pescado, según dijo la bióloga del proyecto Marina Tejera.

Florentino agradeció a Taiwán la acogida que dio al proyecto de la DGDF y la prontitud con que suministró los fondos para que el mismo fuera una realidad en tiempo record. Dijo, asimismo, que el proyecto cumple las instrucciones del presidente Leonel Fernández de trabajar para mejorar las condiciones de vida de las comunidades fronterizas.

Afirmó también que con el proyecto se cumple con los Objetivos del Milenio de combatir la pobreza y reducirla.

Soporte económico del proyecto piscícola

Isaac Tsai: En el proyecto piscícola iniciado por la embajada de Taiwán aporta 7.2 millones de pesos, una contrapartida de la DGDF de 2.2 millones de pesos en equipo y personal, más un aporte de la comunidad de 290 mil pesos en terrenos.

Manuel de Jesús Florentino y Florentino explicó que 45 representantes de familias fueron capacitados en cooperativismo, crianzas y manejo de peces, administración y comercialización para garantizar el éxito del proyecto. Expresó que la iniciativa se traduce en seguridad alimentaria y empleos que al mismo tiempo crea esperanzas.

Fuente: Listin.com.do