La FAO en las noticias

Los océanos son cruciales para nuestro clima, alimentación y nutrición

El Director General de la FAO y el Secretario de Estado de EEUU participan en una mesa redonda sobre la pesca sostenible

25 de septiembre de 2014, Nueva York – Una mejor gestión de los recursos oceánicos del planeta resulta crucial para garantizar la seguridad alimentaria mundial, aseguró hoy el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, al participar en una mesa redonda con el Secretario de Estado de EEUU, John Kerry.

 

El evento, con el título “Nuestro océano: Próximos pasos en la pesca sostenible y las áreas marinas protegidas”, había sido organizado como seguimiento a la Cumbre sobre el Clima de las Naciones Unidas de esta semana, aprovechando la presencia de los líderes mundiales en la Asamblea General de la ONU.

El 10 por ciento de la población mundial depende de la pesca para su sustento, y 4 300 millones de personas obtienen de la pesca el 15 por ciento de la proteína animal que consumen, y para muchos países en desarrollo, el pescado es su producto alimentario más comercializado, según explicó Graziano da Silva.
 
Añadió además que para los pequeños Estados Insulares en desarrollo, la contribución de los recursos del océano a la nutrición, los medios de vida, y el desarrollo tiene gran importancia.

Por su parte, Kerry subrayó que “necesitamos hacer un trabajo mejor para proteger las poblaciones de peces de nuestros océanos, que desempeñan un papel vital en la seguridad económica de millones de familias, y en la seguridad alimentaria de millones más.

Según la última edición del informe de la FAO sobre El Estado mundial de la pesca y la acuicultura, estos dos sectores se enfrentan a grandes retos, que van desde las prácticas de pesca perjudiciales, la débil gobernanza y la mala gestión, a la lacra de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR).

Más allá de sus efectos negativos sobre el estado de los recursos pesqueros y el medio ambiente, la pesca INDNR conlleva un coste económico muy elevado –equivalente a unos 20 000 millones de dólares EEUU al año- según el responsable de la FAO.
 
La FAO está tomando diversas medidas, junto con sus asociados, para promover la pesca sostenible y combatir la pesca ilegal, incluyendo promover la adhesión al Acuerdo sobre medidas del Estado del puerto de 2009 y las Directrices Voluntarias de la FAO para la actuación del Estado del pabellón de 2014 , y el trabajo en colaboración con la Organización Marítima Internacional (OMI) para desarrollar un Registro Mundial de buques pesqueros.
 
Al mismo tiempo, la Organización de la ONU ha puesto en marcha una nueva iniciativa de “Crecimiento Azul”, que “tiene el potencial de ser un programa líder en las principales cuestiones relacionadas con los océanos y sus recursos”, según el Director General.
 
El modelo de economía azul pone énfasis en la conservación y la gestión sostenible, basado en la premisa de que los ecosistemas oceánicos saludables son más productivos y representan la única manera de garantizar economías sostenibles basadas en el mar. También tiene como objetivo garantizar que los pequeños Estados insulares en desarrollo y los estados costeros del mundo en desarrollo se benefician de manera equitativa de sus recursos marinos.
 
El cambio hacia la gestión sostenible y responsable de los océanos y la pesca no puede esperar más, subrayó Graziano da Silva ante los participantes en la mesa redonda.
 
“Sabemos cómo hacerlo, tenemos la oportunidad. Ahora es el momento de actuar”, concluyó.

fuente: FAO